Select your language:
guiacompleta.com Carcasona

Carcasona


Guía de viaje
- Guía Francia
- Dónde dormir
- Vuelos baratos
- Alquiler de coches
- Localización



El Tiempo en Carcasona


Acércate a Carcasona (Francia)



Imagen de 240

En el sur de Francia, entre Perpiñán y Toulouse, se encuentra Carcasona (Francia)  cuya ciudadela está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y catalogada como Grand Site National, mientras que su castillo y sus murallas ostentan el título de Monumento Histórico que otorga el estado galo. Por su esplendor y belleza, este conjunto de origen medieval restaurado en el siglo XIX por el arquitecto, arqueólogo y escritor Eugène-Emmanuel Viollet-le-Duc es uno de los enclaves turísticos más visitados del país.



Imagen de 240

Situada sobre una colina que se eleva a orillas del río Aude, la ciudad fortificada constituye la parte más antigua del núcleo poblacional de la comuna. Primero fue un enclave protohistórico, después una villa galo-romana, posteriormente una plaza visigoda que acabaría siendo dominada por los musulmanes y, más tarde, capital del Condado de Carcasona y cuartel general del ejército real francés. En la actualidad, sus edificios y elementos defensivos son testigos de la intervención humana desde el periodo prerromano, de su abandono en el siglo XVII y de su posterior restauración con fines monumentales para devolverle la majestuosidad que tuvo en la Edad Media.

A su llegada a la ciudadela, considerada la mayor fortaleza de Europa por su complejidad y estado de conservación, el viajero se topará con la impresionante muralla de doble trazado que circunda, a lo largo de tres kilómetros, el conjunto urbano, repleto de calles serpenteantes que descubren bellos inmuebles entre los que destaca el castillo de los Condes de Carcasona. Construido a principios del siglo XII, el edificio condal fue sometido a diversas remodelaciones, siendo la más importante la que se acometió para convertirlo en senescalía en 1229. Poco después, se ejecutarían otras significativas obras en las murallas, a las que se incorporaron nuevas torres redondas, la barbacana y el foso.

Otra de las joyas arquitectónicas que atesora el casco histórico de esta ciudad francesa es la Basílica de Saint-Nazaire, una iglesia de origen románico consagrado por el Papa Urbano II en el año 1096, en la que se pueden apreciar algunos elementos góticos correspondientes a su ampliación casi dos siglos más tarde. Fue la catedral de Carcasona hasta 1803, cuando fue sustituida en estas funciones por otro templo situado en la parte baja o burgo de Saint-Michel, que fue erigido por orden de San Luis de Francia en la bastida. Los graves daños que sufrió en el siglo XIV el edificio, declarado hoy Monumento Histórico, obligó a su reconstrucción y fortificación.

Durante su estancia en este destino, el viajero tampoco debe dejar pasar la oportunidad de acercarse al Canal du Midi, la vía navegable en funcionamiento más antigua de Europa, que une el río Garona con el Mediterráneo. Inicialmente llamado Canal Real del Languedoc y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, forma, junto a otra vía que conecta Toulouse y Burdeos, el Canal de los dos Mares, que comunica por el medio fluvial el mar con el océano Atlántico.

Una buena alternativa para los amantes de los espacios verdes es pasear por los parques y jardines con los que cuenta Carcasona (Francia), como el de André-Chénier, que conmemora la abdicación de Napoleón y la entrada en París de Luis XVIII, o el de Maria-et-Pierre-Sire, emplazado ante los edificios administrativos del barrio de la Trivalle. Los adeptos al arte y la cultura, por su parte, pueden optar por visitar el Museo de Bellas Artes, sito en el antiguo Présidial en los boulevards en la ciudad baja o bastida Saint-Michel. El recinto alberga una interesante colección de pintura occidental de los siglos XVII, XVIII y XIX, así como otros objetos. El más curioso, un catalejo que fue propiedad del mismísimo Napoleón.


En cuanto a la gastronomía, los productos agrícolas, las aves y las verduras, representan los ingredientes esenciales de la cocina local. Los platos más conocidos son el confit de pato y de oca, el jambonneau, las mollejas de ave de corral confitadas, la ensalada de alcachofa, los caracoles à la languedocienne y la cassoulet, un guiso hecho con alubias blancas y carne. Los dulces típicos son los elaborados a base de azúcar o de chocolate llamados petits carcassonnais y los bombones, aunque también harán las delicias de los buenos comensales los pavés, el grès y los briques de la ciudadela.





Reserva HOY en Booking desde Guiacompleta y consigue descuentos de hasta un 75%
Booking

Hoteles en
Carcasona

Entrada / Check-in

calendar

Salida / Check-out

calendar
Booking es líder mundial en reservas hoteleras. Reserva on-line segura.
PAGO EN EL HOTEL

Francia a un click
  Burdeos
  Carcasona
  Lourdes
  Marsella
  Niza
  París
  Poitiers
  Toulouse
  Tours





Contacto: andaluciaeduca[arroba]andaluciaeduca.com Enlaces recomendados | Intercambio de enlaces | Web-directorio | Aviso legal